Política municipal

El pleno de Maracena rechaza el presupuesto del ejercicio 2019

El pleno de Maracena rechaza el presupuesto del ejercicio 2019
J. I. C.

Los votos de Ciudadanos, Partido Popular, Maracena para la Gente y Antonio Garrido, concejal no adscrito, tumban las cuentas del equipo de gobierno tras las alegaciones presentadas a su primera aprobación el pasado 31 de enero

JOSÉ IGNACIO CEJUDOMARACENA

El pleno ordinario celebrado esta mañana en Maracena ha rechazado los presupuestos propuestos por el equipo de gobierno para el ejercicio 2019 con los votos de Ciudadanos, Partido Popular, Maracena para la Gente y Antonio Garrido, concejal no adscrito desde que ya se votase contra ellos el pasado 31 de enero, cuando fueron finalmente aprobados por el voto de calidad del alcalde Noel López ante la ausencia de Nadia Cid, concejala de Maracena para la Gente. Precisamente este grupo fue el que presentó las alegaciones que esta mañana se llevaron a pleno y que han concluido con el rechazo de los grupos municipales a las cuentas al encontrarlas desproporcionadas para la situación de déficit y deuda del consistorio maracenero.

La sesión se desarrolló con tensión desde el inicio, cuando se atendió al escrito presentado por el concejal no adscrito Antonio Garrido ante su abandono del grupo municipal, ante lo que Noel López, quien en repetidas ocasiones aludió a su persona como «concejal tránsfuga», defendió en todo momento haber actuado con «el rigor habitual». Antonio Reina, portavoz de Maracena para la Gente, también cuestionó acerca de la constitución de las comisiones informativas tras la salida de Garrido del grupo socialista, a lo que el alcalde respondió que «se le da participación siguiendo el modelo del Ayuntamiento de Granada».

Tras las menciones especiales a dos agentes de la Policía Local y a los trabajadores Rafael Aranda y Manuel Pino, el pleno trató la modificación de la relación de puestos de trabajo, aprobada con los votos a favor del PSOE, y la propuesta de acuerdo para el proyecto de obras 'Agrupación de Vertidos Norte a la EDAR de los Vados (Granada)', que también fue aprobada por los votos socialistas y de Maracena para la Gente pese a las dudas expresadas por el grupo.

Con ese clima se llegó al décimo punto, el más esperado del día, acerca de la resolución –o desestimación, como luego se refirió- de las alegaciones presentadas por Maracena para la Gente al Presupuesto General 2019 y su aprobación definitiva, así como de la plantilla de personal. Fue ahí donde el concejal Antonio Garrido, quien rompió la disciplina de voto el pasado 31 de enero en esta misma cuestión ante la «falta de información», se reiteró al encontrar desmedidas ciertas partidas en comparación a otras. Le siguieron en sus arguemtnos Ciudadanos, Partido Popular y Maracena para la Gente, que reflejaron la situación de deuda y déficit del Ayuntamiento de Maracena esgrimiendo, como hizo Maracena para la Gente, que «no cumplen los principios básicos de prudencia o eficiencia».

El concejal Antonio García Leiva cargó entonces contra el «ambiente postapocalíptico» dibujado por Maracena para la Gente y responsabilizó a la oposición, frente al previsible rechazo a las cuentas, de la suspensión de actuaciones aprobadas como «asfaltado de calles, instalaciones de aire acondicionado en la Casa de la Cultura o la subida de salario y equiparación a las trabajadoras de Ayuda a Domicilio».

En medio de un ambiente bronco, y pese que Noel López recordase que «hoy no se está aprobando el presupuesto, que ya se aprobó en enero», se procedió a la votación no sin antes iniciar un debate surrealista acerca de la propia formulación del punto a votar, finalmente bajo el término de 'desestimación de las alegaciones', tras el amparo socilitado por el PP a la Secretaria General del pleno. Emitidos los votos, el propio alcalde Noel López dictó: «Queda rechazado el presupuesto del ejercicio 2019 con los votos del señor concejal tránsfuga –en realidad no adscrito-; Ciudadanos, colaborador necesario; Partido Popular y Maracena para la Gente».

El pleno prosiguió con la moción suscrita por Ciudadanos para la seguridad de los motoristas, ciclistas y peatones de las vías públicas maraceneras, tras cuya aprobación el alcalde de Maracena expuso que no tenía «ningún problema en cambiar los bolardos que colocó el anterior concejal de Urbanismo», es decir, el propio Antonio Garrido.

Presencia de trabajadoras a domicilio

Durante el turno de preguntas ganó presencia una representación de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio, encabezadas por la presidenta del Comité de Empresa, quienes desde la votación en contra del presupuesto hicieron visibles sus quejas con argumentos y también aspavientos desde sus asientos. «No nos habéis hecho ningún favor después de mucho tiempo negociando, ahora no podremos percibir lo que viene recogido en el convenio colectivo firmado. Nos gustaría que se hubiese pensado más en la repercusión de la votación. Queremos un trabajo digno ya, no después», esgrimió la representante del colectivo en alusión a cuestiones como esta, desplazadas por la oposición ya de cara a la próxima legislatura.