La tasa de residuos, centro de debate en el pleno municipal

La tasa de residuos, centro de debate en el pleno municipal
  • La tasa de residuos, establecida por Diputación de Granada y que viene cobrando desde el pasado mes de julio, ha sido el centro de debate del pleno municipal que se ha celebrado esta mañana en el Ayuntamiento y que ha finalizado con la aprobación de la propuesta socialista de rebajar la tasa municipal en un 8%.

El tema que viene de largo, parece que va a dar mucho que hablar ya que el posicionamiento político es diferente entre las tres agrupaciones que representan a los ciudadanos de Maracena. Definitivamente, se ha aprobado la propuesta de disminuir en un 8% la tasa municipal de recogida de basuras propuesta por parte del grupo socialista, gracias a su mayoría absoluta, tras el voto en contra de Izquierda Unida y las abstenciones del Partido Popular.

Esta tasa de tratamiento de residuos fue aprobada el pasado 1 de marzo por la Diputación de Granada y se comenzó a aplicar el día 1 de julio a todos los municipios girando una factura a la ciudadanía de los municipios de la provincia de Granada. Según datos del consistorio municipal, en el ejercicio anterior el presupuesto destinado para este tratamiento es de 180.000 euros, 200.000 según el Partido Popular, y con esta tasa lo requerido al habitante pasa a ser de 260.000, por lo que subiría cerca de un 40%.

Este servicio por el tratamiento de residuos pasa, por lo tanto, de cobrarse por parte del Ayuntamiento a cobrarse por parte de la Diputación. En este sentido, la portavoz del Partido Popular, María Victoria Molina, ha criticado al gobierno municipal de que esta decisión la conocían desde hace tiempo y ha denunciado que el consistorio sigue cobrando este impuesto a los ciudadanos y ha pedido "que se proceda a la devolución de las cantidades indebidamente cobradas".

A este respecto, el alcalde del municipio, Noel López, ha indicado que lamenta la posición de este colectivo "que defiende a otras instituciones antes que a las propias". Por otro lado, ha cuestionado que, "¿quién es la diputación para establecer el criterio, el precio,etc?" y ha criticado que la opinión de los municipios no se tenga en cuenta y ha defendido que "continuaremos defendiendo judicialmente a los maraceneros de esta intromisión externa, así como de la intensa subida del coste del servicio, los 80.000 euros más". Asimismo, ha señalado que el hecho de que se cobre por el valor catastral directamente al vecino es injusto porque, por ejemplo en Maracena, el valor catastral es superior al de otros municipios en los que no se ha hecho recientemente la revalorización como sí ha ocurrido en esta ciudad.

Izquierda Unida que, al igual que el PSOE, está en contra de la nueva tasa establecida por Diputación de Granada ha señalado a través de su portavoz, Evaristo Molero, que la rebaja no debería ser del 8% sino del 16%, ya que según cálculos realizados por la agrupación de IU, proveniente de los datos oficiales facilitados por el Ayuntamiento, para compensar el impuesto establecido por Diputación habría que rebajar alrededor de un 8% más la tasa municipal,  y ha indicado que "no puede ser que los ciudadanos paguen dos veces por la misma cosa". A este respecto, la agrupación socialista se ha defendido diciendo que el cálculo de esta reducción la ha realizado el área de intervención.