Decomisan más de 200 cupones de lotería ilegales en Maracena

  • Un total de 217 cupones de lotería ilegales han sido decomisados en Maracena (Granada) por funcionarios del Área de Juego y Espectáculos Públicos de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la comunidad autónoma de Andalucía en Granada.

Según ha informado la Junta en un comunicado, la operación tuvo lugar el pasado martes 2 de abril tras tener conocimiento de que la actividad de venta se desarrollaba en la vía pública, concretamente en la calle Blas de Otero de la localidad metropolitana.

Los cupones decomisados estaban supuestamente relacionados con OID (Organización Impulsora Discapacitados), precisa la administración autonómica, que ha destacado que con esta nueva intervención la unidad continúa con las operaciones que viene desarrollando en toda Andalucía para luchar contra el juego ilegal.

Recientemente, en la provincia de Cádiz se incautaron de 37.800 boletos también de la OID, organización no autorizada por la Junta para la celebración, organización y distribución de un sorteo paralelo al de la ONCE.

En su lucha contra el juego ilegal, la Unidad de Policía adscrita ha intervenido 31.649 boletos de loterías ilegales en 2012, una actuación que ha crecido un 47,7 por ciento respecto a 2011.

Por otra parte, estos agentes adscritos a la comunidad autónoma se han incautado también de 130.220 cartones de bingos ilegales requisados, un 107 por ciento más que el año anterior.

Los boletos ilegales que pone a la venta la OID se corresponden con tres tipos de sorteos: uno ordinario de lunes a jueves al precio de un euro el cupón y otros extraordinarios los viernes y domingos, a un euro y medio y dos euros el cupón.

La Unidad de Policía de la Junta ha denunciado a vendedores de la OID en diferentes provincias andaluzas, que están trabajando de forma ilegal al no encontrarse autorizados ni dados de alta en la Seguridad Social para el desarrollo de esta actividad.

Igualmente, los responsables de estos boletos no autorizados tampoco abonan las tasas fiscales correspondientes, lo que supone un fraude para la Hacienda Pública.