Balonmano

Javier Elvira: «Hemos conseguido un equipo con identidad»

Javier Elvira: «Hemos conseguido un equipo con identidad»
J. I. C.

El entrenador del BM. Maracena Innjoo aplaude el trabajo de su plantilla en la mejor temporada histórica del club

José Ignacio Cejudo
JOSÉ IGNACIO CEJUDOMARACENA

Javier Elvira, técnico granadino del BM. Maracena Innjoo de Primera Nacional, no cabe en sí de orgullo y felicidad. Su equipo acaba de rubricar matemáticamente su mejor clasificación histórica como tercero en el Grupo F después de haber peleado hasta el final con GAES Málaga. Un éxito sustentado en trabajo, trabajo y más trabajo.

-Acabais de conseguir la mejor clasificación histórica del Balonmano Maracena. Imagino que lo primero que se te vendrá a la cabeza es orgullo.

-Estoy muy contento porque este es un proyecto que empezamos hace cuatro temporadas con un grupo de chavales muy jóvenes y un poco 'verdes' todavía, conseguir la permanencia era un exitazo total. Con mucho trabajo el equipo ha ido creciendo y hemos sido capaces de luchar con los mejores, tanto esta temporada como la pasada, con presupuestos mucho mayores y jugadores que han competido mucho más arriba. Siento orgullo y mucho agradecimiento. Volvemos a poner al balonmano de Granada en el mapa.

-¿Cuáles han sido las claves para obtener este rendimiento exagerado?

-Aunque suene un poco a tópico, la palabra 'equipo'. No tenemos ninguna individualidad, jugadores que destaquen sobre los demás, no tenemos gente físicamente demasiado grande salvo a uno o dos jugadores, ninguno que haya jugado en División de Honor Plata ni Asobal. Son chavales que han ido mejorando y conjuntándose con mucho trabajo. El vestuario ha sido otra clave, son un grupo de amigos y en la pista se nota mucho. El grupo ha estado siempre por encima y todo el que ha entrado ha aportado, pese a las lesiones.

-El año no habrá sido fácil.

-Hemos tenido muchas lesiones y estar durante ocho meses a piñón, aguantándome a mí porque a veces aprieto demasiado, no es fácil. Hemos formado un equipo en el que se lo pasan bien y fuera de la pista son amigos. Cogieron una dinámica de trabajo que ya es automática y con disciplina se ha conseguido lo que se ha conseguido.

-Sólo os superan Cajasur Córdoba y GAES Málaga, equipos con un gran presupuesto y con jugadores de superior categoría.

-Son plantillas muy superiores, prácticamente todos sus jugadores han estado en División de Honor Plata o Asobal, todos cobran, tienen garantías médicas, no como nosotros. Es todo mucho más complicado así. A GAES Málaga fuimos capaces de empatarles en casa. Fuimos capaces de aguantar hasta las dos últimas jornadas y fuimos a Málaga, a Carranque, con opciones de pelearlo. Hemos estado ahí hasta el final.

-Sois la mejor defensa del campeonato. ¿Responde esa realidad a la forma que tiene Javier Elvira de entender el balonmano?

-Sí, es algo que ha caracterizado a todos mis equipos, ese trabajo defensivo. Quien no haya visto mucho balonmano puede pensar distinto, pero nuestra forma de defender es al ataque. Procuramos que el equipo contrario ataque, caiga en la trampa de nuestras superioridades defensivas y ahí armamos el contraataque. Cuando un equipo tiene jugadores con menos recursos, debe defender con superioridad numérica de dos contra uno. Así se compensa. Es una dinámica que trabajo desde hace muchos años y me ha ido bien. Me caracterizo por esa faceta del juego.

J. I. C.

-Quienes le conocen destacan su carácter, durante la semana en los entrenamientos y sobre todo en los partidos.

-Al igual que en los partidos somos muy intensos, también lo somos en el día a día, exigimos lo mismo porque juegas como entrenas. Desde que llegué ha sido quizás el cambio más radical. Se nota en el carácter. Cada balón es vital, cuando estás cansado, cuando estás tocado… eso crea un automatismo que se refleja en el carácter del equipo además de su juego. Creo que somos un equipo con personalidad e identidad, que engancha, con su propio adjetivo. Nos ven y nos identifican. Para mí es lo más importante. Nos diferencia de los demás.

-Es un hombre curtido en el balonmano nacional. ¿Cómo se explica el 'milagro' del BM. Maracena esta temporada?

-Todavía me lo pregunto, a pesar de tanto trabajo. Con los pocos recursos que tenemos, con las lesiones, que hayamos sido capaces de aguantar ahí arriba… es complicado de explicar. Todo está en el trabajo del día a día y las dinámicas de juego, carácter e intensidad. Es un equipo joven que aunque a nivel individual no haya llegado muy arriba ninguno en la base, tienen todos un potencial importante que hemos exprimido al máximo en todos los sentidos. Lo han dado todo y han trabajado de una manera espectacular. Han luchado con los mejores.

-¿Qué supone esta etapa en Maracena en su trayectoria?

-Cuando volví del ascenso mítico en Puente Genil hace cinco años, me apetecía hacer algo importante en mi casa. Tuve la suerte de jugar en el Universidad, estar en División de Honor Plata, vivir la etapa del Huétor más niño, viendo el Palacio de Deportes… siempre he pensado que en Granada hay mucho potencial como para que el balonmano sea importante, en base y en sénior. Antes de irme a Puente Genil tenía un equipo en Agustinos en Segunda división de este estilo, jugamos play-off de ascenso. Al conseguir los ascensos de Puente Genil quise intentar algo importante en casa para poner Granada en el mapa. Cogí el primer año a la Autoescuela Genil, al que ascendimos a Segunda, y esa fue la base hasta luchar por una fase de ascenso hasta División de Honor Plata. Todo acompañado con los equipos universitarios. Quería que el balonmano volviese a sonar en Granada y que en Málaga, como ha pasado este año, se llenase el pabellón como el partido estrella.

-Esta temporada respalda esa ilusión.

-Incluso lo ha superado. Primero por ser en mi casa. Segundo porque son jugadores que antes pagaban una pasta por jugar, y todavía no cobran, no son profesionales, tienen sus estudios y trabajos. Es complicado. Tiene mucho más mérito que en equipos como Cajasur o GAES hechos para lo que están consiguiendo.

-¿Qué margen de crecimiento tiene el club?

-Es complicado. El club se debe dar cuenta de que este es el camino, con lo que se ha conseguido. Jugar una fase de ascenso es posible. Se tiene que empezar a exigir que el equipo esté en zona alta, aunque es complicado repetir una temporada así. Lo reclamaba el año pasado. El club debe pensar lo que quiere, si mantenerse o dar un pasito más. Es lo que le pido a mi club. No sé qué pasará la temporada que viene, no tengo claro si seguiré o no, pero lo importante es ver si queremos seguir en este camino. También necesitamos que alguien más se involucre. Hemos hecho campeones de España y Andalucía a los equipos de la Universidad de Granada en los dos últimos años. Es el momento de echar una mano. Debemos dar un paso adelante. Si la idea es seguir donde estamos, no merece la pena. Debemos intentarlo. El camino es luchar con los mejores.

-¿Dónde se ve Javi Elvira en un futuro cercano?

-Mi objetivo nunca ha sido ni estar en Asobal ni llevar tal equipo o el otro. Ascendí y me fui, y me fui yo, porque pensaba que era una etapa finalizada. Lo que quiero es estar a gusto donde esté, sea la categoría que sea. Donde sea. Quiero disfrutar y marcar mi estilo, carácter e intensidad, la dinámica que he podido llevar donde he estado hasta ahora. Por encima de categorías y dinero.