Imagen de la patrona de la localidad maracenera. / H. D. M.

Nueva normalidad para la festividad de Nuestra Señora de los Dolores

La Hermandad de los Dolores de Maracena planifica actos para el día de su patrona con medidas especiales por el coronavirus

A. FLORES Maracena

El próximo día 15 de septiembre Maracena vivirá un día especial para el municipio: la festividad de la Virgen de los Dolores, la patrona de la localidad. Una celebración que será diferente durante este año debido a la pandemia de la Covid-19 pero en la que se podrá venerar a la Virgen. De hecho, la patrona será expuesta en Solemne Veneración tras el rezo del Santo Rosario y la posterior eucaristía de este martes, que tendrán lugar en la parroquia de Maracena a las 19:30 y 20:00 horas respectivamente.

Tradicionalmente se celebraba un devoto besamanos en esta ocasión pero, dadas las circunstancias por el coronavirus, la Junta de Gobierno de la hermandad ha decidido reemplazar este acto por una reverencia o rezo de oración ante la Virgen de los Dolores. Además, también se han establecido unas normas especiales a nivel de higiene, así como la obligatoriedad del lavado de manos a la entrada, la desinfección del calzado, el uso de mascarilla, un aforo reducido y el mantenimiento de la distancia de seguridad.