Tres detenidos por el asesinato a puñaladas de un hombre en Maracena

La víctima yace tapado con una sábana mientras guardias civiles custodian la zona. / ALFREDO AGUILAR

«El fallecido venía por la calle con una botella de ginebra en la mano y en el parque había dos jóvenes que llevaban toda la tarde ahí bebiendo», dice uno de los testigos

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Conmoción en toda Granada por el asesinato que tuvo lugar el pasado lunes en el parque de la Solidaridad de Maracena. Un hombre de mediana edad, entre 35 y 45 años, murió tras ser apaleado y apuñalado. Los hechos ocurrieron en torno a las ocho y media de la tarde. Minutos después de perecer la víctima, un individuo de cincuenta años se entregaba en el cuartel de la Guardia Civil de Maracena presuntamente como autor del apuñalamiento. Poco después eran detenidas otras dos personas, al parecer, hermanos. Los tres supuestos implicados son vecinos de Maracena y conocidos de la Policía Local y de la Guardia Civil de este municipio metropolitano.

IDEAL pudo hablar anoche con dos testigos del suceso. «Nosotros hemos visto cómo le estaban dando patadas y muchos golpes al fallecido mientras lo tenían en el suelo cogido con el brazo retorcido. Después hemos escuchado un grito grande e imaginamos que ha sido cuando lo han apuñalado. Le pedían el pago de una deuda de cinco euros», apuntaba una de las personas que llamó a los servicios de emergencias.

Otros sucesos

«El fallecido venía por la calle (Lepanto) con una botella de ginebra en la mano y en el parque había dos jóvenes que llevaban toda la tarde ahí bebiendo. Después hemos visto otra persona más. Han empezado a discutir y después ha sido la pelea», explicó otro de los testigos. Ninguno de los dos quiso identificarse, pero presenciaron la escena desde una tienda ubicada a pocos metros del lugar de los hechos.

Los dos testigos con los que habló IDEAL anoche aseguraron que la víctima se mantenía con vida cuando los implicados en los hechos se dieron a la fuga. «Cuando recibió los primeros auxilios aún estaba vivo y poco después falleció», han contado a este periódico.

La Guardia Civil pudo recuperar un cuchillo, aunque no se sabe si es con el que se ha cometido el crimen. Parece ser que entre los tres implicados se echaron la culpa unos a otros, una vez en dependencias de la Guardia Civil. Al cierre de esta edición, los tres continuaban detenidos en el cuartel maracenero. La Policía Local de Maracena, Policía Local de Granada y Guardia Civil fueron los tres cuerpos policiales que intervinieron en primera instancia, aunque la investigación la lleva el grupo de Homicidios de la Policía Judicial de la Comandancia de Granada.

Los miembros del dispositivo sanitario que atendieron a la víctima en primera instancia le practicaron una reanimación cardiopulmonar, pero no pudieron hacer nada por mantenerlo con vida.