«La investigación me permitió entender el carácter obrero de los vecinos de Maracena»

«La investigación me permitió entender el carácter obrero de los vecinos de Maracena»

Entrevista con Emilio Morales, periodista y escritor

J. I. CEJUDOMARACENA

Emilio Morales es periodista, escritor y responsable del Archivo de Maracena, aunque ante todo un vecino del municipio. Ha publicado recientemente su libro 'Artículos sobre la Historia de Maracena', editado por Aliar Ediciones al 50% con el Ayuntamiento. Se trata de una recopilación de artículos de más de veinte años comprendida como si fuesen pequeños reportajes. A través de su lectura se puede aprender mucho más de la localidad.

–¿De dónde nace la idea?

–Empezó como una curiosidad porque decían que Maracena no tenía historia y yo no estaba convencido. Empecé a buscar varias cosas, encontré un papel del Ayuntamiento redactado por el historiador Manuel Vallecillo Ávila, archivero que elaboró una memoria en defensa del escudo, y así empecé. No pretendía escribir un libro.

–¿Cuál ha sido el mecanismo de trabajo?

–El libro está reescrito porque lo hice en una primera instancia de una forma muy correcta académicamente, con un lenguaje muy aséptico, sin interpretaciones personales y con documentación y notas a pie de página y reseñas. Como me he dedicado tanto al periodismo, me lo tomé como si cada descubrimiento fuera un artículo periodístico. Lo reescribí hace dos años tras un accidente de tráfico y este año decidimos editarlo.

–¿Con qué estilo se planteó contar algo tan ambicioso?

–Con un estilo más que nada divulgativo. Al no tratarse de una novela, quería ofrecerlo de la manera más didáctica posible. Como si fueran reportajes para que la gente pudiera leerlos con facilidad y comodidad. La mejor manera de llegar a la gente era escribirlo como reportajes cortos.

–Se remonta al origen mismo del pueblo.

–Nos remontamos a lo que pienso que pudo haber sido su origen, que es la época romana, 700 u 800 años antes de la llegada de los árabes. Los restos arqueológicos hallados en Maracena y la toponimia del nombre de claro origen latino nos llevan a época romana. Hicimos un análisis de la economía romana, de algún personaje curioso de la Edad Media que era de Maracena, la época de la Reconquista, los moriscos... un repaso amplio.

–¿Qué es lo más importante que ha descubierto de Maracena?

–Lo que más llama la atención es que quien mandó construir la Alhambra fue un maracenero. Es un icono monumental nacional y reconocido en todo el mundo. En el siglo IX hubo un caudillo árabe nacido en Maracena que puso las primeras piedras de lo que luego fue la Alcazaba. Fue un descubrimiento muy interesante, pero para mí el hito más importante es todo lo relacionado con la sanidad y la educación. Todos los vecinos han estado muy pendientes de ello, ha sido siempre una preocupación especial y en el siglo XIX hay un punto de inflexión que hace cambiar todo. Teníamos muchos problemas de abastecimiento de agua potable y tras unos análisis por unas epidemias se hacen algibes nuevos y se trabaja en que el agua llegue en buenas condiciones a los domicilios. Se crearon escuelas que no existían y ya en el siglo XX se hizo un colegio con aportaciones de los vecinos porque no había posibilidades a través del Ayuntamiento económicamente.

–¿Cuál es la historia más curiosa que ha descubierto o la que más le ha conquistado?

–La figura de Don Juan López Escalona, un médico de Maracena que desde 1842 a 1885 se hizo cargo de la salud de Maracena. Vivió en primera persona tres epidemias distintas y una altísima mortandad infantil. La convulsa política española del siglo XIX se reflejó en la política local y llegó a ser alcalde durante tres periodos distintos cuando el municipio se quedó descabezado. Fue un hombre muy querido. Me encantó una sesión plenaria en la se dijo que, tras una epidemia de cólera, llevaba tantos días trabajando que lo llevaban de una casa a otra en caballo porque no tenía ni fuerzas para andar. Cuando falleció fue un momento duro para todo el pueblo.

–¿Le ha permitido entender mejor la idiosincrasia del municipio?

–Por una parte sí. Ese carácter luchador de la gente de Maracena, esa fama que tenemos de 'Rusia la chica', ese carácter obrero y proletario por los derechos y libertades, lo puedes entender cuando sigues la investigación. Por otro lado, no acabo de entender, y le doy mucho mérito a esa constante, que no será solo de este pueblo, que a pesar de la miseria y el hambre, la muerte, cuando no la guerra, Maracena siempre ha sido reconocida por su gracia y su salero. Antiguamente venían en el tranvía para escucharnos hablar porque tenemos fama de graciosos.

–¿Cómo definiría el ambiente de Maracena a día de hoy?

–Ahora mismo el ambiente es de una ciudad, porque ya no es un pueblo, muy diversa en los orígenes de sus habitantes porque ya no sólo están los maraceneros con antepasados del pueblo. El ambiente es extraordinario, como el que se puede vivir en una gran ciudad como Barcelona o Madrid salvando todas las distancias. Se vive un ambiente multicultural y diverso y, sin embargo, esa idiosincrasia no se pierde. El núcleo de los maraceneros es cada vez más escaso pero no se pierde. Es un ambiente curioso. El maracenero tiene una personalidad muy marcada.

–¿Qué futuro cree que le espera a Maracena?

–Espero que uno mejor que el presente, que ya es bueno. Maracena es una ciudad muy activa. Espero que se apueste por seguir mejorando en infraestructuras y sobre todo en cultura y educación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos