La plataforma ciudadana por el transporte público exige la vuelta a la situación previa al metro de Granada

La plataforma ciudadana por el transporte público exige la vuelta a la situación previa al metro de Granada
José Ignacio Cejudo

Critican la reducción en la frecuencia de paso de los autobuses de los pueblos que forman el área metropolitana

JOSÉ IGNACIO CEJUDOGRANADA

La recientemente constituida Plataforma Ciudadana en Defensa del Transporte Público en el Área Metropolitana de Granada ha llevado a cabo este lunes una protesta en la Plaza del Carmen frente al Ayuntamiento de Granada para reclamar la vuelta a las frecuencias de autobuses previas al funcionamiento del metro.

María del Carmen Enguix, portavoz de la plataforma ciudadana, ha reivindicado con la lectura de un manifiesto que «el objetivo fundamental de este servicio público no sea el beneficio económico«. Para ello, esta agrupación considera que el sistema de transporte público del área metropolitana de Granada »debe ser regido por empresas públicas, financiado por las Administraciones y con una cuota asequible para los ciudadanos que contemple las necesidades de los segmentos de población con necesidades económicas«.

«Defendemos un transporte integral para todo el área metropolitana con un sistema de billete único. Un sistema público diseñado con la participación ciudadana y revisado periódicamente por los representantes de la ciudadanía», ha continuado Enguix. «Mientras tanto, volver a la situación previa de 2017«, ha apostillado como exigencia.

Esta plataforma cuenta por el momento con apoyo ciudadano en los municipios de Maracena, Churriana de la Vega y Atarfe, cuyo alcalde Francisco Rodríguez ha acompañado la queja de este lunes. Pretenden la suma de nuevos refuerzos, por ejemplo en la capital. El próximo 4 de mayo constituirán una mesa de trabajo.

La portavoz de la plataforma, María del Carmen Enguix, ha denunciado recortes en la frecuencia de los autobuses por los pueblos del área metropolitana de incluso el 30% por ejemplo en Churriana, con paso en ciertos intervalos cada 50 minutos. Señalan como causante un cambio en la empresa responsable: «Alsa se ha quedado con la nueva línea de transportes de toda la vida y nos han quitado vehículos para pasarlos a líneas con menos usuarios». «Dicen que a consecuencia del Metro los usuarios de los autobuses han bajado y no es cierto«, ha denunciado.

Enguix ha reconocido contactos en vano con el Consorcio y la Junta de Andalucía, ante los cuales «no abren las puertas». Esta agrupación cuenta con el apoyo de la asociación de las Kellys de Granada, cuya portavoz Ada Molina ha añadido que «esta situación nos afecta al vivir muchas de nosotras en la periferia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos