La Audiencia desestima el recurso de una madre maltratada y obligada a devolver a sus hijos

  • La sentencia de la Sección Quinta del tribunal provincial implica además la condena a la apelante en cuanto a las costas del recurso

La Audiencia de Granada ha desestimado el recurso de apelación presentado por una vecina de la localidad de Maracena, víctima de violencia machista, contra la decisión de un juzgado que le ordenó la "inmediata restitución" de sus dos hijos a Italia con su padre, después de que éste denuncia su sustracción.

La sentencia de la Sección Quinta del tribunal provincial, a la que ha tenido acceso Efe y contra la que caben recursos extraordinarios de casación o infracción procesal, implica además la condena a la apelante en cuanto a las costas del recurso.

La decisión de la Audiencia coincide con el posicionamiento que tuvieron en este caso la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que ya mostraron su oposición al recurso formalizado por Juana Rivas, de 35 años, madre de dos niños de niños de 2 y 10 años.

En su resolución, el tribunal explica que los menores residen en Italia desde el año 2013, el más pequeño desde su nacimiento, y que están sujetos a las normas de aquel país y las de derecho Internacional que se concretan en el Tratado de Roma.

"Cabrá preguntarse, de aceptar la postura de la apelante, cuál debía ser la postura de la misma de ser el padre quien, por igual sistema, los trasladara de nuevo ilegalmente a su residencia habitual", indica la sentencia.

Según la audiencia, mediante "las vías de hecho" la madre, aprovechando un permiso en España, dejó de trasladar a los hijos donde tenían su residencia, donde vive el padre y están escolarizados, y tomándose así "la justicia por su mano".

"Pretende, a través del recurso abrir una nueva causa en la que se cuestione la situación de los hijos, el riesgo para los mismos, o el interés de ellos, que no aclara, en razón a la edad, y la situación de hecho mantenida desde el año 2013", recoge la resolución.

De acuerdo a lo sostenido por el tribunal sentenciador, las pruebas obrantes en los autos, los hechos alegados y los actos propios de la madre y del padre en su conjunto permiten concluir que la restitución "no supone ni acredita que los menores queden expuestos a peligro físico o psíquico grave, ni a una situación intolerable".

Pese a que la madre basa tales peligros en el carácter del padre, al que ha denunciado por amenazas en tres ocasiones, la Audiencia recuerda que dos de ellas se han archivado y en la tercera no se ha obtenido resultado alguno.

Finalmente, añade que el principio rector no puede ser otro que la salvaguarda del interés preferente y superior de los menores, a quien se ha de proteger y cuyo bienestar se trata de garantizar.

Tras conocerse este fallo, tanto Juana Rivas como la responsable del Área de Igualdad y del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, han anunciado hoy en rueda de prensa que lo recurrirán y que llegarán a tribunal europeo si fuera necesario.

Lamentan que no haya sido tenida en cuenta, a su juicio, la normativa específica de protección de menores, que señala que hay que considerar la voluntad de estos y que deben ser evaluados por un equipo colegiado, especializado y multidisciplinar.

Rivas tuvo que escapar el pasado mayo de la pequeña isla italiana de Carloforte, en la que vivía con su pareja y padre de sus dos hijos, tras estar sometida supuestamente a una situación insostenible de violencia psicológica y física.