Futuro para la empresa municipal 'La Cartuja' de Albolote

  • 'La Cartuja' de Albolote garantiza su futuro como empresa pública municipal

Tras la aplicación del plan de viabilidad y saneamiento la empresa ha pasado de tener un déficit de trescientos mil euros a unos beneficios de cuarenta y dos mil

Los máximos responsables de la empresa municipal, La Cartuja de Albolote, la alcaldesa, Concepción Ramírez; el consejero delegado, Juan Francisco Arenas y el gerente de la misma, Antonio Tejeda, han comparecido en rueda de prensa para presentar las cuentas de la empresa que recientemente aprobó su consejo de administración, por unanimidad.

Durante dicha presentación la alcaldesa no ha podido ocultar su satisfacción por la situación actual de la empresa ya que según señaló “La Cartuja ha pasado por momentos muy difíciles, porque estuvo a punto de cerrar o pasar a la privatización. Hoy tenemos que decir justo lo contrario, hemos conseguido que ni se privatice ni que se cierre. Los datos apuntan a que vamos en la buena dirección”. Ramírez también aprovechó la ocasión para felicitar y agradecer a todos los trabajadores de Cartuja el esfuerzo que han realizado “sin el cual hoy no estaríamos de esta nueva situación, con las mejores perspectivas de futuro y de negocio”.

Y es que la empresa municipal, después de dos años consecutivos de pérdidas, 2014 y 2015, ha conseguido pasar de un déficit de trescientos mil euros a unos beneficios algo superiores a los cuarenta y dos mil. Así lo ha explicado su gerente, Antonio Tejeda, quien ha manifestado que “ Los resultados de 2016 han sido más que positivos, muy buenos en el sentido en el que con la aplicación del plan de viabilidad y saneamiento de la empresa hemos podido conseguir que se mantenga con carácter público y mantener los puestos de trabajo, manteniendo los derechos laborales y salarios de los trabajadores”. Otro de los aspectos que Tejeda ha señalado como base importante para el saneamiento de la empresa ha sido la cancelación de la póliza de crédito de 80.000 euros. Con esta nueva situación Tejeda ha señalado que “con respecto al futuro de la empresa esto nos hace ser muy optimistas”. Según el gerente la empresa desarrollará la gran parte de su negocio en la gestión de residuos, donde ya está adscrito el 60% de la plantilla, así como, en menor medida, en la limpieza de edificios no hospitalarios. Una actividad, que según ha señalado, se verá ampliada a particulares y comunidades de vecinos.

Para finalizar el consejero-delegado de la empresa pública, Juan Francisco Arenas, ha querido agradecer el apoyo de todos los grupos políticos representados en el consejo de administración que, por unanimidad, han aprobado todas las medidas adoptadas para la continuidad de la empresa y sus trabajadores. “Es un elemento fundamental porque estamos todos remando a una con un mismo objetivo que es consolidar el papel de cartuja dentro del municipio de Albolote”, señaló. Arenas de Soria también ha querido recordar que desde sus inicios el objetivo real de La Cartuja se sigue manteniendo ya que “seguimos apoyando el aspecto fundamental de esta empresa, que siempre ha sido la integración social de personas con discapacidad y su incorporación al mercado laboral con la generación de empleo en este sector”. A pesar de esta buena situación actual el consejero-delegado ha querido ser cauto ya que según ha manifestado “aunque los resultados desde el punto de vista social y de la empresa han sido muy positivos y desde el punto de vista económico también, todavía nos queda mucho por avanzar. Se necesita una inversión importante en vehículos, por la antigüedad del parque móvil. Esto nos ayudaría a desarrollar mucho mejor el trabajo en el ámbito del reciclaje. La mejora en la seguridad del trabajo en la empresa y en la calidad, como elemento fundamental para la competitividad, son otro de aspectos en los que tenemos que mejorar haciendo una importante inversión”.