Una pareja que ha conseguido la retroactividad total, y su letrada.
Una pareja que ha conseguido la retroactividad total, y su letrada. / IDEAL

Primera sentencia que devuelve todo el dinero de una cláusula suelo en Maracena

  • El banco tendrá que pagar a una familia de este municipio más de 16.000 euros siguiendo las directrices de la Justicia Europea

En el caso de las cláusulas suelo no vale aquel refrán de que «del dicho al hecho hay un gran trecho». Ha sido dictaminar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que los bancos deben devolver todo lo cobrado de más si se declara la nulidad de una cláusula suelo, y los jueces granadinos de Primera Instancia han empezado a aplicar 'ipso facto' la nueva doctrina. Una de las primeras sentencias dictadas afecta a una familia de Maracena, que percibirá un total de 16.254 euros.

La familia en cuestión, que ha estado representada por el despacho Torrescollados Abogados, ha obtenido una sentencia a su favor del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Granada, que ha declarado nula la cláusula suelo que se estableció en su préstamo hipotecario. La cláusula era del 3,5%.

En este caso, la entidad condenada ha sido Banco Mare Nostrum, S.A., que habrá de devolverles ahora íntegramente el dinero cobrado de más por la aplicación de dicha cláusula suelo. «Concretamente, esta familia ha recuperado la cantidad de 16.254,45 euros, más intereses legales, y las costas han sido impuestas al banco», destacó su letrada, Cristina Torrescollados. Cuando contestó a la demanda, la entidad financiera solicitó que se dictase sentencia absolutoria, pidiendo incluso que se impusieran a la parte demandante las costas del procedimiento. Alegaba que en todo momento «el contrato de préstamo fue negociado entre las partes, cumpliendo con las normas de transparencia y buena fe exigidas legalmente». Pero el juzgado ha determinado que la cláusula fue abusiva y formó parte de la oferta que se realizó al demandante «sin que este pudiera negarse a ella».

Falta de información

En la sentencia, emitida el 30 de diciembre y a la que ha tenido acceso este diario, el juzgado tiene muy en cuenta tanto los documentos aportados como el contenido de la declaración prestada por los demandantes, «quienes manifestaron que no tenían conocimiento de la existencia de la cláusula en cuestión, respecto de la que no fueron informados previamente ni les fue explicado el funcionamiento de la misma».

En este contexto, el juzgado granadino no considera acreditado «que se les informase, no solo de dicho extremo, sino del concreto funcionamiento de la cláusula suelo y los efectos que la variación del tipo de interés por debajo del estipulado pudiera tener sobre el préstamo suscrito, sin que ni siquiera se haya tenido la posibilidad de escuchar la versión que pudiese dar la persona que en nombre de la entidad bancaria negociara el préstamo en cuestión, ya que no compareció a prestar declaración como testigo».