Interceptan a un conductor con el carné retirado desde hace seis años y con un coche que nunca pasó la ITV

Interceptan a un conductor con el carné retirado desde hace seis años y con un coche que nunca pasó la ITV

Perdió todos los puntos en el año 2013 y lo obligaron a realizar un cursillo que no hizo nunca y por eso ha sido acusado de un delito contra la seguridad vial

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

A veces la propia realidad es capaz de superar a la ficción con mucha facilidad. Eso ocurrió días atrás en el municipio de Maracena cuando los agentes de la Policía Local de esta localidad pararon a un conductor en un control rutinario de carretera. Cuando le pidieron la documentación, observaron que el vehículo fue matriculado en el año 2006 y le correspondía pasar la primera ITV en 2010, pero no dieron crédito cuando verificaron que el turismo no había pasado nunca la Inspección Técnica de Vehículos, ITV. La prueba para ratificar el buen estado del automóvil, que el pasado año pasaron en Granada más de 350.000 vehículos, se castiga con una sanción de 500 euros si no se ha pasado y le sorprenden en un control de carretera. Este conductor había 'olvidado' pasarla desde la adquisición del coche en el año 2006.

La ITV es obligatoria a los cuatro años de adquirir un coche nuevo y después cada dos mientras el vehículo no tenga más de diez años, que entonces será cuando pase a ser una revisión anual. En este caso, el conductor interceptado por la Policía Local de Maracena debió pasar la ITV hasta en seis ocasiones distintas y nunca lo hizo.

Pero el 'olvido' de la ITV no fue lo peor que encontraron los agentes de Maracena porque cuando revisaron su carné de conducir detectaron que no tenía puntos desde el año 2013, es decir, llevaba conduciendo seis años sin permiso después de que perdiera el crédito de puntos.

Los principales motivos de pérdida de puntos desde que se implantó esta modalidad de carné han sido en primer lugar el exceso de velocidad, con un 42%. Le siguen el no llevar puesto el cinturón de seguridad, con un 13% de las infracciones, el uso del teléfono móvil, con un 9%, y el consumo de alcohol, con un 9%. Aunque en los casos más particulares, como el del conductor de Maracena, este orden podría invertirse.

Tráfico le impuso como condición para recuperar el carné de conducir efectuar un curso de reeducación vial y así recuperar los puntos para poder ponerse al volante de un turismo sin mayores problemas. Este individuo no realizó nunca el citado cursillo, autocondenándose él solo. La Policía Local de Maracena no tuvo otra opción que imputarle un delito contra la seguridad vial e inmovilizarle el vehículo. A día de hoy, los delitos relacionados con el tráfico suponen el 32% de todos los que se cometen en España. La proporción de procesos que acaban en sentencia condenatoria fue de un 80% en el año 2016.

El más frecuente

El delito más frecuente contra la seguridad vial en Granada es conducir sin permiso de circulación. La Guardia Civil de Tráfico denunció el pasado año a más de 200 personas sin puntos en el carné conduciendo un vehículo por alguna de las carreteras de la provincia.

En la prisión de Granada hay en estos momentos más de un centenar de personas cumpliendo una condena tras haber cometido un delito contra la seguridad vial, sobre todo los reincidentes en esta materia. El conductor interceptado en Maracena deberá hacer el cursillo y cruzar los dedos para no entrar en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos