Intentan robar una plantación de marihuana en Maracena y son recibidos con un tiroteo

Efectivos de la Guardia Civil acudieron pronto a la zona. /J. R. C.
Efectivos de la Guardia Civil acudieron pronto a la zona. / J. R. C.

Los dueños de la vivienda dispararon con un arma que fue encontrada por la Guardia Civil y los asaltantes huyeron en un vehículo; no hubo heridos

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAMARACENA

Guardia Civil y Policía Local de Maracena se personaron la pasada noche en la calle Ruiseñor de la localidad, donde se escucharon, al menos, tres disparos en el interior de una casa adosada. Las agujas del reloj marcaban las 23.10 horas cuando esta zona tranquila del municipio se convirtió en un avispero de agentes del instituto armado y de la policía municipal, todos con sus chalecos antibalas porque no sabían qué se iban a encontrar.

Los agentes se toparon primero con la resistencia de tres jóvenes que se hallaban en el interior de la vivienda y que en un principio no hicieron caso a las advertencias para que abrieran la puerta. Pocos minutos después cedieron y los agentes pudieron entrar dentro. Lo primero que se encontraron fue una plantación de marihuana de, al menos, 300 plantas, según contó a IDEAL una fuente consultada entre las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Las primeras versiones de los hechos facilitadas a este periódico aseguran que los inquilinos de la vivienda, tres jóvenes, se encontraban con otra gente en el interior de la casa que tenían la intención de robar la marihuana allí cultivada. Para defender la plantación y amedrentar a los asaltantes efectuaron por los menos tres disparos en el salón de la vivienda, lo cual impulsó a quienes trataban de robar la droga a huir rápidamente en un turismo modelo Volkswagen matriculado en mayo de 2018.

Mientras la Guardia Civil y Policía Local se encontraban con los tres inquilinos de la vivienda fuera de la casa, se escucharon voces al fondo de la calle Ruiseñor de Maracena amenazando a los propietarios de la plantación, procedentes de otros jóvenes que huyeron de la zona y que podrían estar relacionados con este suceso.

La vivienda donde se ha descubierto la plantación de marihuana estaba alquilada a unos jóvenes. Se trata de un adosado en una de las zonas por donde el municipio se ha ido ampliando en las últimas décadas. Los tres inquilinos han quedado investigados por un delito contra la salud pública. La vivienda estaba por dentro destrozada. La suerte ha querido que los disparos no impactaran en nadie evitando de esta manera que hubiera heridos. La marihuana, una vez más.

 

Fotos

Vídeos