El Consultivo avala el pago de 10.000 euros a un motorista que se resbaló en una calle mojada de Maracena

Esquina de la avenida Blas de Otero con la calle Alcazaba./IDEAL
Esquina de la avenida Blas de Otero con la calle Alcazaba. / IDEAL

El dictamen establece que la empresa de limpieza viaria de Maracena debe abonar el 50% de la indemnización

Rosa Soto
ROSA SOTOGRANADA

El Consejo Consultivo de Andalucía ha dictaminado que la empresa de limpieza FCC y el Ayuntamiento de Maracena deben indemnizar con 10.016,18 euros a un motorista que se resbaló en la avenida Blas de Otero con la calle Alcazaba «por la existencia de agua en la calzada procedente de un vehículo del servicio de limpieza que se encontraba parado, sin la debida señalización, y sin que se encontraran presentes el conductor u otros empleados». Esta indemnización representa el 50% de la cantidad total que solicitaba el afectado A. R. G. G., quien pedía 20.032,36 euros.

Asimismo, el Consultivo considera que existe responsabilidad compartida con el reclamante, quien «dispuso de un tiempo mayor» para maniobrar y tratar de evitar la caída «al circular por un tramo recto de 100 metros y existir farolas que iluminaban el lugar». De ahí que este órgano no vea oportuno que el Consistorio ni la empresa adjudicataria del servicio de limpieza deban hacer frente al pago íntegro que solicitó el motorista.

El accidente ocurrió sobre las 06.00 horas del 20 de agosto de 2014, según recoge el dictamen de responsabilidad patrimonial de la administración que se publicó el pasado 10 de octubre. El texto incluye las valoraciones de la Policía Local de Maracena, que detalla que el conductor del ciclomotor, «al ver los pivotes (del servicio de limpieza), frenó patinando al estar el asfalto mojado por agua, cayendo al suelo y produciéndose una fractura abierta de la tibia y el peroné», por lo que el motorista fue trasladado «mediante ambulancia al hospital de Traumatología».

El accidentado declaró que la mala señalización de la calzada mojada por parte de la empresa y la nula iluminación de la calle no le permitieron desacelerar o frenar con antelación para evitar la caída. Además, adjuntó un justificante de la indemnización que recibió por parte de la entidad aseguradora de la motocicleta por valor de 201,04 euros y el de la prestación reconocida por la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social por lesiones no invalidantes, cuya cuantía ascendió a 1.530 euros abonables por la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

No obstante, el Consejo Consultivo considera probado que la iluminación de la calle era la adecuada y existía la distancia suficiente para que el motorista circulara con mayor cuidado, aunque determina que la empresa que presta el servicio de limpieza «no ejecutó las tareas referidas con la debida seguridad para evitar accidentes como el producido» en referencia a la ausencia de un «cartel o señal que advirtiera de que la calle se encontraba cortada y el firme estaba mojado».

De ahí que este órgano considere que hay responsabilidad compartida en el accidente entre la empresa de limpieza y el motorista. Por estas razones, establece que la empresa de limpieza FCC, adjudicataria del contrato del Ayuntamiento de Maracena, «sólo estaría obligada al abono del 50% de la valoración resultante, en concepto de indemnización por daños y perjuicios».

 

Fotos

Vídeos