'Cazan' en sólo un mes a diez conductores que cometían fraude con las tarjetas de discapacitados

'Cazan' en sólo un mes a diez conductores que cometían fraude con las tarjetas de discapacitados

La Policía Local de Maracena detectó a personas que presuntamente no tenían movilidad reducida pese a usar este documento

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

La Policía Local de Maracena ha propuesto para sanción, sólo durante el mes de agosto, a diez conductores por presuntamente hacer uso ilícito de tarjetas para discapacitados con las cuales se puede estacionar el vehículo en cualquier aparcamiento.

En ocho de estos casos los conductores de los turismos aparcaban en los reservados para minusválidos y colocaban la tarjeta de forma visible en el salpicadero. Cuando los agentes detectaban que el conductor carecía de movilidad reducida a través de las cámaras de tráfico, procedían a la denuncia del vehículo a la espera de revisión de la tarjeta, ya que los denunciados no dudaban en entrevistarse con los agentes para que le explicaran el motivo de la denuncia. Las cámaras han sido determinantes para detectar la infracción en muchos de estos casos.

Una vez comprobado el mal uso de la tarjeta, procedían a la intervención de la misma y remisión al Centro de Valoración de Granada, además de la correspondiente denuncia administrativa en base a la normativa de tráfico.

La tarjeta para personas de movilidad reducida es un documento personal e intransferible de la persona titular de la misma. El titular de la tarjeta podrá ser el conductor de un vehículo de su propiedad o cualquier otro o bien acompañante en otro coche conducido por cualquier persona, siendo requisito indispensable que el titular se desplace en el interior del mismo. La tarjeta debe ser colocada en el interior del turismo de una forma visible, siempre por el anverso, y en documento original. El incumplimiento de estas obligaciones puede llevar la retirada de la tarjeta de uno a veinticuatro meses.

Además, también destacar que dos personas han sido investigadas por un posible delito de falsificación de documento público, ya que estaban haciendo uso de sendas tarjetas de minusválidos fotocopiadas, sin transportar al titular de la original en el interior del vehículo.

La persona titular de esta tarjeta puede estacionar en los aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida, detener el vehículo para recoger o dejar a personas con movilidad reducida en cualquier lugar de la vía pública, siempre que no impida la circulación; estacionar, sin ninguna limitación de tiempo, en los aparcamientos con horario limitado (zona azul), y acceder a las áreas de circulación y estacionamiento restringido en las mismas condiciones que las personas residentes.

Reserva de plazas

Además, sus titulares tienen la posibilidad de reservar plazas de aparcamiento, previa solicitud, en los lugares que se compruebe que es necesario, especialmente, cerca de los domicilios y lugares de trabajo.

La identificación para los vehículos de personas con discapacidad puede obtenerse ahora en el mismo momento de la solicitud o en un plazo máximo de dos días hábiles, siempre que se tenga reconocido un grado de discapacidad de al menos el 33% y una movilidad reducida.

Este documento se puede solicitar también directamente a través de Internet, con la firma digital, en la página web de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos