La Cámara de Cuentas critica la falta de control en las ayudas del Ayuntamiento de Maracena

Fachada de la sede la Policía Local de Maracena./IDEAL
Fachada de la sede la Policía Local de Maracena. / IDEAL

El consistorio asegura que los cambios que hubo en la intervención municipal entre 2012 y 2014 crearon «diferentes criterios» en la justificación de las subvenciones que ya han sido unificados

A. SÁNCHEZMARACENA

«El Ayuntamiento de Maracena carece de organigrama, de manuales de procedimientos y de una adecuada política de personal que dote de estabilidad a la plantilla y racionalice el gasto de personal. No hay un control específico sobre las subvenciones de concesión directa». La Cámara de Cuentas critica con dureza el estado económico del Ayuntamiento de Maracena al cierre del año 2013, en el que según este órgano no se realizó un «seguimiento integral de las subvenciones recibidas, ni un control sobre los flujos financieros que éstas originan». El Ayuntamiento de la localidad, sin embargo, considera que estas críticas vienen motivadas por la ausencia de un criterio fijo de la documentación a aportar por parte de la intervención municipal, que según el entonces concejal de Economía de la localidad metropolitana, Antonio García, se unificó en 2013 para evitar que los cambios en la intervención entre 2012 y 2014 crearan una disparidad de criterios.

2013
es el año analizado por la Cámara de Cuentas sobre el que ahora ha emitido su informe.
95
es el número de personal «real» del Ayuntamiento que excede la relación de puestos de trabajo.

Al respecto, la Cámara de Cuentas indica que en el Ayuntamiento de Maracena, durante el periodo 2009-2013, «se han sucedido cinco nombramientos para cubrir el puesto de interventor, uno como provisional y el resto como accidentales» y esto ha provocado que la intervención del Ayuntamiento no haya «hecho uso de las notas de reparos, a pesar de las irregularidades detectadas en las áreas de personal y gestión del gasto que se han puesto de manifiesto en este informe».

Plantilla

Sobre la plantilla municipal, la Cámara de Cuentas detalla que la relación de puestos de trabajo (RTP) de la localidad es 114, mientras que la plantilla son 137 y los efectivos reales 209. «La desviación entre los efectivos reales y la plantilla se sitúa en un 53% debido a las 98 contrataciones de laborales temporales. La RPT no cumple con los requerimientos», argumenta la Cámara de Cuentas, que también detecta «gratificaciones percibidas por la Policía Local» que contravienen la ley. Antonio García reconoce las críticas de la Cámara de Cuentas, pero argumenta que el municipio granadino se encuentra en una situación mucho mejor que el resto de municipios analizados y que existe un reducido margen de actuación en ambos problemas por parte del consistorio. «Nos piden una relación más profunda de la RTP que significa una negociación con los sindicatos y si la hiciéramos no nos la firmarían. Hemos hecho modificaciones puntuales para reestructurar áreas y no podemos hacer mucho más», argumenta García, que sobre la Policía Local expone que no se pueden contratar más policías y que estas gratificaciones son consecuencias de bajas que se tienen que cubrir con la plantilla de la Policía Local, que habitualmente está bien dimensionada.

«El Ayuntamiento incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria», argumenta la Cámara

Añade la Cámara de Cuentas que el Ayuntamiento de Maracena incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria respecto de la liquidación del presupuesto y presenta unas necesidades de financiación de 1,2 millones de euros. «El Ayuntamiento se ha acogido a las tres fases del plan de pago a proveedores con un volumen total de obligaciones de 12,3 millones. El Ayuntamiento incumple en los cuatro trimestres el periodo legal de pagos fijado en 30 días», desarrolla la Cámara de Cuentas que explica que el registro de facturas carece de instrucciones internas sobre su funcionamiento. «Además, no se realizan los requerimientos previstos en la norma para la justificación de las facturas y el pleno no acuerda la publicación del informe comprensivo del estado de tramitación de las facturas pendientes de reconocimiento exigido por ley». Antonio García explica que el Ayuntamiento ha examinado «profundamente» el informe e insiste en que los problemas que se detallan son «similares» a los del resto de pueblos de una población similar y que la propia Cámara les ha indicado que se encuentran en una mejor situación que los demás.

La Cámara de Cuentas de Andalucía incluyó en el plan de actuaciones a desarrollar durante 2015, la fiscalización del cumplimiento de la legalidad y el control interno de la gestión económico-financiera y contable de determinados ayuntamientos comprendidos en el tramo poblacional de entre 20.000 y 40.000 habitantes, referido al año económico del 2013, al que hacen referencia las críticas realizadas al consistorio metropolitano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos